juan alonso

NUMINA
Fotografía, fotoescultura y fotolibro, 2019.


Numen (en plural numina) es un sustantivo que proviene del latín que se refería, en su origen, a las deidades romanas, pero actualmente es utilizada por sociólogos para hablar de la idea del poder mágico que hay en un objeto.

Este proyecto parte de una investigación en torno a diversos santos paganos latinoamericanos, donde el sincretismo cultural y religioso crea una serie de personajes híbridos donde se funde y se mezcla lo sagrado con lo profano: personajes como  el mexicano “Jesús Malverde” quien fue un bandolero de principios del siglo pasado, “El Cacique Guaicaipuro”, “El Negro Felipe” y “María Lionza”, tres deidades venezolanas, “Juan Soldado”, un santo de Tijuana, “Santa Gilda”, cantante santificada de Argentina, “Gauchito Gil”, un gaucho argentino; el famoso “Ekeko” del área andina, “Pablito Escobar” a quien se le reza en Medellín y “Ismaelito” un santo malandro venezolano.

El interés de este proyecto radica precisamente en ver cómo este sincretismo puede producir unos personajes donde lo surreal pueden hacer convivir figuras sagradas católicas con malandros, policías, cantantes, indígenas, libertadores, etc., en una mezcla más cercana a lo real maravilloso que a lo propiamente religioso.

De esta forma se realizaron una serie de piezas escultóricas en fotoescultura (impresión fotográfica 3D sobre resina multicolor) haciendo alusión a la representación de este tipo de personajes en tiendas de santería, una serie de fotografías fijas haciendo alusión a las estampas que venden con sus imágenes y un librito de oraciones a estos santos.

Las imágenes son personificaciones de estos santos, realizadas por el autor de este proyecto.

Este proyecto se expuso en la Galería El Nogal entre el 12 de junio y el 4 de julio de 2019, junto con el artista Santiago Forero y bajo la curaduría de Carlos García.