juan alonso

EL ÚLTIMO VIAJE DE LENIN
Colectivo Patasola (María Lucía Arbláez, Ximena Velásquez, Juan Alonso)
Videoinstalación, dimensiones variables, 2016.


En la ciudad de Pasto, Nariño (Colombia) existe una particular escultura de San Ignacio de Loyola, ubicada en la Iglesia de Cristo Rey, perteneciente a la Compañía de Jesús. Lo curioso es que, al acercarnos vemos que no tiene el rostro suave y ovalado característico del santo español, sino que tiene una frente ancha y prominente y una mandíbula cuadrada; su mirada no está orientada hacia el cielo, sino que se dirige firmemente hacia el frente en tono desafiante.

Pero también la postura es extraña: no tiene la postura suave e inclinada del santo jesuita, sino que es rígida y firme, y porta una bandera revolucionaria y unas botas anchas de tipo obrero. Es por esto que desde hace más de 50 años, existe el mito urbano de que no es San Ignacio de Loyola, sino que es en realidad Vladimir Ilich Lenin.

Este leyenda pastusa es el punto de partida que toma el Colectivo Patasola para realizar un proyecto de investigación - creación en torno a la riqueza cultural y porpular inscrita dentro de un mundo donde lo real maravilloso da cuenta de un entorno de sicretismo latinoamericano de gran importancia.

Este proyecto nace a partir de la invitación de la curadora Nigora Akhmedova para representar a Colombia en la "VIII Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Tashkent", Tashkent, Uzbekistán, en octubre de 2016, donde se muestra una parte del proyecto, el cual aun sigue en desarrollo.